El crecimiento de las alergias e intolerancias alimentarias.

Durante el siglo XXI, las enfermedades alérgicas se han convertido en una epidemia no infecciosa en los países desarrollados. Son procesos crónicos que afectan a la calidad de vida y condicionan muchos aspectos del día a día de las personas que las sufren. La previsión para el año 2025 es que el 50% de la población tendrá algún tipo de alergia.

Los alimentos son sustancias ajenas a nuestro organismo. Lo normal es que nuestro Sistema Inmune sea capaz de tolerarlos y no identificarlos como sustancias nocivas para nuestro organismo.

Una reacción adversa a un alimento (alergia e intolerancia) sucede cuando nuestro organismo, una vez entra en contacto con el alimento, genera una respuesta alterada frente a este, dando lugar a la aparición de efectos indeseados y molestos. Se estima que cerca de 17 millones de ciudadanos europeos padece una alergia alimentaria.

A día de hoy no existe cura para las alergias alimentarias. Los investigadores están buscando tratamientos que ayuden a prevenir este tipo de alteraciones.

La contaminación atmosférica, el uso excesivo de detergentes y productos de limpieza, la gran cantidad de productos químicos con los que estamos en contacto a diario, el abuso de antibióticos desde edades tempranas y el giro hacia una alimentación procesada; son algunos de los factores responsables del problema de las alergias e intolerancias alimentarias.

El 90% de las alergias alimentarias son provocadas por 8 alimentos: cacahuetes, leche, huevos, frutos secos, soja, trigo, pescado y marisco.

La línea de alimentación ZERO ALLERGEN es un innovador concepto de alimentación libre de alérgenos, donde todos los productos están libres de los 14 alérgenos principales (reglamento de la Unión Europea) así como de levadura cacao y trigo.

No Comments

Post A Comment